lunes, 15 de junio de 2020

Feliz verano (si es posible)

Nuestro Editorial de hoy es el último del presente curso 2020-21. Dios mediante, volveremos en la segunda semana de septiembre, siempre que nos lo permitan las circunstancias y las autoridades, dado que es muy aventurado establecer seguridades de cara al futuro tal como está la situación que padecemos. Agradecemos a SOCESBEL el apoyo y cobertura que nos ha brindado en todo momento y, con especial mención, la plena libertad para abordar cualquier tema que hemos desgranado.

En este curso que cerramos hoy, hemos pretendido, desde nuestra honestidad intelectual, expresar nuestras certezas y manifestar nuestras opiniones mientras nos dejasen, por encima de advertencias, amenazas y otras formas de aviso que suelen utilizar nuestros valientes y furibundos detractores. Lo hemos hecho en toda ocasión y sin autocensurarnos, y así seguirá siendo mientras el Señor sea servido de ello por medio de nuestra modesta contribución, para abrir ojos y mentes, ante lo que ciertos colectivos, muy elitistas, quieren imponermos a través de epidemias, ruinas y otras imaginativas maneras de esclavizarnos.

Así que, bajo la Voluntad del Altísimo y con la Protección de la Santísima Señora, regresaremos en septiembre con nuevos bríos para satisfacción, esperamos, de las muchas personas de bien que nos hacen llegar sus mejores deseos hacia este Medio Digital, aprovechando estas líneas para agradecérselo vivamente, que entre tanta advertencia se valoran más aún unas palabras de aliento.

La sección "La memoria del capitán" seguirá publicando mediante su Canal de Telegram, con la periodicidad imprevisible que nuestro querido veterano acostumbra.

Que tengan feliz verano en la medida de lo posible, y que Dios nos guarde.