martes, 3 de marzo de 2020

La vida, los planes y lo que pasa

Hay una cita, muy popular, que dice algo así como que "la vida es algo que te va sucediendo mientras haces planes". Lo bueno de refraneros, proverbios y frases es que casi siempre vas a encontrar alguna que te cuadre. La Naturaleza humana es así de rica y contradictoria. Sin embargo, no se engañen: Lo que está mal, está mal, ya diga lo contrario Marx, el Heresiarca o el Sursumcorda.

Parafraseando la referida cita, podríamos aseverar que nos las están colando a puñados mientras nos distraen con el tema del Covid19, también llamado "coronavirus"; o para nosotros, que somos de natural desconfiados, un invento de alguien para jodernos las vidas. No entramos en si es como una gripe estacional o si es el Quinto Jinete del Apocalipsis, por la sencilla razón de que no lo sabemos; ahora bien, que los gobiernos que sirven al NOM lo van a aprovechar para dejarnos sin plumas y cacareando, lo tenemos meridianamente cristalino; prueba de que no resulta tan normal "como-una-gripe" es que te mandan al equipo que trató a ET cuando le descubrieron, pobre Elliott. Vamos, lo normal en una gripe.

Que sí, queridos neganoicos del "nunca-pasa-ná", o "eso-es-toó-una-casualidá", o "qué-mal-pensaos-que-sois"; para empezar, de momento, tenemos otra invasión de un país europeo (Grecia) patrocinada por los simpáticos Kalergiboys con sus refugees que ni traen familias ni ancianos, solo músculos y móviles más modernos que el de ustedes. Los turcos hacen lo que acostumbran desde siempre, es decir, procurar invadir Europa para degollar infieles; y algunos de los nuestros ya piensan en invocar al bueno de Vlad para reverdecer laureles y evitar la masacre que venimos sufriendo los cristianos en otros lugares, que tarde o temprano veremos por doquier. 

Tenemos en ciernes otra crisis económica, consecuencia de la Pandemia que se declarará sí o sí, para mayor gloria usuraria de los divertidos chicos de los millones, tan filántropos ellos, que siempre buscan la manera de aligerar el peso de nuestros bolsillos. Y si de paso se llevan por delante a unos cuantos, pues mejor, que ya lo dicen las Piedras "Guía" de Georgia, que hasta no queden cuatro gatos esclavizados para ellos, que vivirán como dioses (de hecho ya viven así a costa de las penurias económicas que padecen ustedes), pues que no van a parar. 

Y para terminar este breve muestrario de lo que andan colándonos, que compone el Editorial de hoy, ya vamos viendo como se paga la felonía a renegados, secuestradores y asesinos, que van saliendo de prisión, pian pianito, sin alborotar más para que les hagan el aurrescu de turno porque se ve que los pobrecitos lo han pasado muy mal. Así que se pitorrean de que les caigan doscientos mil millones de años de condena, porque en un par de Colacaos la parienta ya les tiene en su casita para seguir choteándose de España y de los españoles, a mayor gloria de los chicos de los millones, que acostumbran y gustan de estar detrás de todas las fechorías que contra nuestra Patria hay. Si España tiene un gobierno (risas) hoy por hoy, se lo debemos a esta gentecita tan bondadosa de renegados, secuestradores y asesinos (reiteramos); y por supuesto, al chico de los recados de ese entramado que llamamos NOM, ese viejo conocido (sobre todo viejo porque no lo quiere a su lado ni Pedro Botero) cuyo apellido empieza por la misma letra que con la que termina.

Pero sigan pendientes del Covid19. No sabemos si tiene cura, pero lo que se va por la posta, irremediablemente si no se hace algo, es España y Europa.