martes, 28 de enero de 2020

Ellos y la ley

Aquellos que "asesoraron" a los que dicen gobernar Venezuela, están gobernando hoy en España. No duden de que pronto irán apareciendo "paseados" al amanecer. Esas ejecuciones, realizadas por pistoleros, son muy del gusto marxista: No se pregunten si van a acontecer, pregúntense cuándo van a aparecer, porque es cuestión de plazo y no de certeza. Hay precedentes, tanto aquí como allí, y esos "asesores" saben mucho de eso con la complicidad de unos medios de manipulación que lo ocultarán, como ya vienen haciendo con otras cuestiones. Por cierto que el alineamiento del mundo de la Publicidad con el NOM y sus mensajes, para que confluya el adoctrinamiento en sus aberraciones con el marketing corporativo de las grandes multinacionales, es simplemente escandaloso. Y obsceno...

Sin embargo, no hablaremos de esto último hoy. No. Nos referimos particularmente al hecho contrastado e incontestable de que, si usted, ciudadano anónimo, es considerado por el actual Estado, ese de la superdemocracia española, como que ha quebrantado alguna ley, se le caerá el pelo porque irán contra usted y lo suyo a degüello. Ahora bien, ellos, los "asesores", los asesinos, los renegados y los amigos de todos ellos, se saltan la ley tantas veces como les convenga. No cumplen sentencias, no cumplen nada de nada que les parezca "fascista". Y no les pasa nada de nada. Mientras que a usted, pobre ciudadano, si hace lo mismo, le ocurrirá todo de todo hasta reducirle al estado de muerte civil. Es lo que tiene ser español, que ninguna Administración y, por supuesto, ninguna ONG del amigo Soros, acudirá a socorrerle en ese naufragio personal y deliberado contra todo lo suyo. Es lo que tiene el Plan Kalergi, que si usted es blanco y europeo, es un elemento a exterminar: No digamos ya si, además es hombre, católico y heterosexual. Entonces procurarán que sienta el Infierno en su vida.

Que dictan que un fulano no puede ser diputado, pero es de los suyos: No pasa ná, porque hay que ser dialogantes. Que hay una orden europea para que una fulana no pise siquiera suelo europeo: No pasa ná, mandamos a un ministro que no tiene muchas luces para que dé muchas versiones de lo acaecido, entre ellas que esa fulanita hizo un "Leia" entre aeronave y aeronave; y con otras "cositas" el tema se irá olvidando. Que hay que sacar a sediciosos de la cárcel, porque es de los renegados, ergo, de los suyos: No pasa ná, cambiamos la legislación a su dictado y antojo para que puedan repetir la fechoría. Que hay que regalarles alcaldías a asesinos, que les sostienen en el gobierno: No pasa ná, se ponen de perfil en esos municipios para que la mafia bildutarra logre colocar a su alcalditxu. Que el Cine español es un bodrio infumable que sólo convoca a cuatro gatos que no pueden pagarse un hotel para meterse mano: No pasa ná, se le inyecta dinero público que, como Maleni dixit, "no es de nadie", para que hagan más panfletos insufribles de los suyos mientras que hay multitud de españoles pasando hambre, con el cielo como techo y el suelo como como colchón. Y podríamos estar ilustrando con ejemplos así hasta el desfallecimiento...

Pero como estamos en una superdemocracia que nos hemos dado, todo está bien. Sigan permitiendo que los pagapensiones violen a sus hijas en manada; sigan consintiendo que los españoles sean ciudadanos de segunda sólo tenidos en cuenta a la hora de sangrarles a impuestos; sigan tolerando que sus hijos sean moneda de cambio en un sistema de enseñanza que enseña aberraciones; sigan admitiendo que unos hipócritas fariseos les insulten porque contaminan mucho y les digan cómo tienen que vivir o trasladarse de un sitio a otro mientras ellos lo hacen a todo lujo y sin privarse de nada...

Ellos creen que lo valen. ¿Y ustedes?