martes, 2 de octubre de 2018

El dinero

No tengan la menor duda. Si alguien lo suficientemente patriota y con valor cortase el grifo de los dineros a los renegados que andan amedrentando y pegando palizas, el disparate se acababa en horas. Es una subvención encubierta. Ustedes, y yo mismo, pagamos impuestos "nórdicos", y luego los que mandan y los que les representan se lo dan a ellos para que ni usted, ni yo, ni nadie que se llame español, podamos ir tranquilos por las calles de nuestra España.

El dinero del elemento Soros da para mucho. Si a ese le sumamos el del erario, entonces los recursos son astronómicos, pero no para beneficiar a la Nación. Sino para perjudicarla. Por eso todas las asociaciones que destruyen la Familia, la Patria, (añadiría la Iglesia, pero esta ya tiene un heresiarca que se encarga de ello), y la sociedad tienen acceso a esos recursos: Porque los que mandan y los que les representan, es decir, los gobiernos, buscan desintegrar en aras de otro orden, lo que se ha conocido históricamente como la Cristiandad. Y créanlo, a ese fin destinan y desvían todo el dinero que pueden, incluido el de ustedes y el mío, cada vez que nos atracan por vía fiscal.

Y si todo lo que se está viendo no lo consideran como evidencias, hagan una prueba: Intenten conseguir subvenciones, o fondos de algún enmandilado y filantrópico (risas) magnate, tipo Soros, y digan que los van a aplicar en la Defensa de la Familia tradicional, en la reafirmación de la identidad española, o de la cohesión nacional desde la Justicia Social de José Antonio, por poner unos sucintos ejemplos.

No conseguirán nada. Así que nos tocará tirar de ingenio.