martes, 26 de enero de 2016

Casualidades

No existe la casualidad. Hay personas que prefieren creer que la realidad es un fluido que se comporta aleatoriamente, pero no es más que un mecanismo para administrar su propia tranquilidad. Con una colección de ficciones aceptadas tácitamente por todos, que son embustes al cabo, pensar que hay situaciones o circunstancias que se generan por azar es sencillo. Y de eso se valen muchos para medrar. De una gigantesca colección de mentiras ante las que el peatón cierra los ojos por miedo, mientras se susurra, sin hacer mucho ruido, que todo es una casualidad y que no cabe más que la resignación.

Si en lo personal de cada uno todo obedece a un plan que desconocemos (menos sus dolorosas consecuencias); referido a la Política la evidencia es mayor aún. No se engañe, si es blanco y está embotellado sólo será leche u horchata. No hay casualidad que valga, si estamos donde estamos es porque cierta gentuza nos ha puesto ahí para su beneficio, y queda históricamente claro que les importa un comino lo que les ocurra a naciones enteras porque ellos están a otras cosas. No se preocupen por los neganoicos: Estos niegan hasta las farolas antes de darse de bruces con ellas... Porque no hay peor ciego que el que no quiere ver.

No hay casualidad en que uno se halle rodeado por árboles. Siendo así lo más probable es que se esté en un bosque, y esa misma floresta le impida tener una visión global que le confirme que sí, que anda perdido por un bosque, y que no sería conveniente que la noche le sorprenda en medio de la espesura si no sabe como comportarse en ese escenario. Como tampoco la habrá si es el humo de un incendio el que envenena sus pulmones, que, además no permitirá que localice el foco de las llamas. Sucede a menudo que esas "casualidades" tienen la cualidad de sincronizarse, de solaparse, sin duda espontáneamente: Si se cree una estupidez, ¿por qué razón se iba a poner freno para comenzar a usar el sentido común?

¿Qué España y aún Occidente entero están como están? Casualidades, seguro.